Seguidores

lunes, 29 de junio de 2015

1º de Julio






1ª de Julio
Día de la preciosa Sangre de Cristo


La devoción a la Preciosa Sangre a lo largo del s. XIX y durante gran parte del s. XX planteó a la sangre de Cristo como signo del amor de Cristo. La contemplación de los derramamientos de sangre de Jesús tuvo la intención de remover las emociones de contrición, celo por las cosas de Dios, y el compromiso a una vida cristiana más profunda. Éstos son valores fundamentales para la vida cristiana.

Fue María De Mattias, junto a Gaspar del Búfalo, quienes llevaron a conocimiento y adoración la sangre de Jesús.


¡Alégrate! La Sangre de Jesús te salvó y rescató cuando de su costado
brotó sangre y agua” (Jn 19, 34). Cristo Jesús, muerto y resucitado, nos
donó la vida nueva en su Sangre preciosa, ¡bendigámoslo ahora y
siempre! En efecto, a los pies del Crucifijo nació la santa Iglesia cuando
del corazón traspasado de Jesús brotó sangre y agua, símbolo de los
sacramentos y del Espíritu Santo.





domingo, 21 de junio de 2015

Quiero.


Dame algo de tu misericordia

María de Jerusalén.

Dame tu mirada generosa,

para aceptar al que no me ama.

Quiero aprender de tu silencio,

que  no entendió la muerte de tu hijo,

y siguió firme junto a los apóstoles.

Quiero ser como tú, fiel a Dios Padre,

aceptar sus designios,

y abandonarme  contra viento y marea, a su amor.

sábado, 13 de junio de 2015

Sagrado Corazón de Jesús.



Corona al sagrado Corazón de Jesús.
La presente novena la recitaba diariamente el Padre Pío, por todos aquellos que solicitaban sus oraciones.


1º ¡OH Jesús mío!: Tu que dijiste “en verdad os digo, pedid y obtendréis, buscad y encontrareis, golpead y se os abrirá” Hete aquí que yo golpeo, yo busco, yo pido la gracia…
Padre Nuestro, Ave María y Gloria.
Sagrado Corazón de Jesús, confío y espero en ti.

2º ¡OH Jesús mío!: Tu que dijiste “En verdad os digo, cualquier cosa que pidáis a mi Padre en mi nombre, Él os lo concederá.” Hete aquí que a tu Padre, en tu Nombre pido la gracia…
Padre Nuestro, Ave María Y Gloria.
Sagrado Corazón de Jesús, confío y espero en ti.

3º¡OH Jesús Mío! Tu que dijiste “en verdad os digo, pasarán el cielo y la tierra, pero mis palabras no morirán” Hete aquí que apoyado en la infalibilidad de tus santas palabras, yo pido la gracia…
Padre Nuestro, Ave María Y gloria.
Sagrado Corazón de Jesús, confío y espero en ti.


Sagrado Corazón de Jesús, a quien es imposible no tener compasión de los infelices, ten piedad de nosotros miserables pecadores y concédenos las gracias que te pedimos por medio del Inmaculado Corazón de María, tuya y nuestra tierna Madre.


San José, padre adoptivo del Sagrado Corazón de Jesús, ruega por nosotros.

Rezar un Salve.



jueves, 4 de junio de 2015

Camino, verdad y vida.





Jesús camino verdad y vida.

El Espíritu Santo es la vida del hombre nuevo. Muchas veces en catequesis me han preguntado ¿Y quién es el Espíritu Santo?

Es el amor que une a Dios Padre y a su Hijo Jesús y que nos es dado en el Bautismo por pedido de nuestros padres, y luego en la Confirmación es nuestro el pedido, al ser adultos, de querer recibirlo.

Es la fuerza que mantiene a la Iglesia en pie a pesar de tantos vientos y tormentas que la han azotado en más de dos siglos. 

Por el Espíritu Santo podemos decir que “Jesús es el Señor” el nos da la fuerza de creer y entender que sin el amor no somos nada. Jesús en la última cena prometió darnos El Espíritu de la verdad y cumplió.

Jesús Resucitado se presentó ante sus discípulos sopló sobre ellos y les dijo: “Reciban el Espíritu Santo.” Luego en Pentecostés el Espíritu llega sobre María y los Apóstoles.

Jesús con estos gestos confirma que Él es “Camino, verdad y vida”








sábado, 23 de mayo de 2015

Francisco I y sus mensajes..


Francisco y el amor.


Francisco e Internet.


Francisco y la oración.


Francisco y la familia.



Y tengamos siempre presente su pedido de rezar por él.

miércoles, 13 de mayo de 2015

María Pentecostés.



María Pentecostés,
cuando la Iglesia aún era
pobre y libre
como el viento del Espíritu.
María de Pentecostés
cuando el fuego del Espíritu
era la ley de la Iglesia.
María de Penteostés
cuando los doce exibian
el poder del testimonio.
María de Pentecostés,
cuando era toda la Iglesia
Boca del Resucitado.


(Pedro Casaldáliga. Llena de Dios y tan nuestra)

jueves, 23 de abril de 2015

Catequesis bautismal.




Una noche, un judío se acercó a Jesús para hablar sobre Dios, Jesús le dijo que era necesario nacer de nuevo por medio del agua y el Espíritu. Y antes de subir al cielo, dijo a sus discípulos: “Vayan a todos los hombres y bautícenlos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. El que crea y se bautice se salvará”.



El Bautismo se realiza derramando agua sobre la cabeza y diciendo:
“Yo te bautizo en el nombre del Padre, y del hijo, y del Espíritu Santo”



En casos de urgencia, por peligro de muerte, cualquiera puede Bautizar a un niño o un adulto, derramando agua sobre su cabeza y diciendo: N.N. (el nombre) yo te bautizo en el nombre del padre, y del hijo, y del Espíritu Santo”. Si el bautizado se cura, se debe ir a la parroquia para completar el rito bautismal y anotarlo.
El bautismo se recibe una sola vez. No se puede repetir ni borrar, por eso decimos que imprime carácter indeleble.