Seguidores

martes, 25 de agosto de 2015

Oración por la República Argentina.

Imagen de la Cruz del Santuario de Lourdes en Mar del Plata- Argentina.




Dios Padre:
Ten piedad de esta patria nuestra,
que se desangra entre hombres que desean la paz
y corruptos sin memoria.
Damos luz para saber vivir
y que en las próximas elecciones
sepamos elegir al hombre o la mujer
que gobierne con la verdad,
con la palabra limpia y sin dobles.
Ayúdanos a ser dignos
de  esta tierra
que tú has bendecido
con riqueza en su suelo,
frutos y belleza.
Padre Nuestro:
Protégenos del odio, de la mentira
Que corrompen a nuestra juventud.
Te lo pedimos en Nombre de Jesús,
tu Hijo y Nuestro Señor.



miércoles, 12 de agosto de 2015

Ofrenda.



Hilvane mis penas en un hilo de seda
y se las regalé al Señor mi Dios.
El las guardó en su pecho,
junto a las penas de mis hermanos,
no me dijo nada,  sólo las unió.
Hoy las encontré en una  oración
convertidas en sonrisas.



sábado, 1 de agosto de 2015

Pasos de Cristo.


Señor:

Si es desafío  seguirte

dame fuerzas  que tú puedes

aunque  deje  jirones

de mi alma cada día.

Tal vez,  deba aprender de nuevo,

cuánto significan  tus huellas.

Y gravar en mi memoria;

“Que no son las huellas de un muerto,

son los pasos de un resucitado.”

Que cambió la vida de los hombres,

Con una cruz y su sangre.

Amén.

viernes, 24 de julio de 2015

Una catequesis especial.




Un encuentro de catequesis con chicos de la calle, suele ser difícil. En ciertos  momentos, la alegría y el desorden  ganan la situación.
Al no tener contención en sus casas ni conocimiento  sobre lo que está bien o mal, desconocen el respeto a la palabra de Dios y se hace complicado hablar con ellos.  Muchas veces llegan a un hogar de día, sin haber escuchado nunca la palabra; Cristo. Son tierra sin arar, vírgenes de Dios y cargando en sus mochilas; castigos, maltrato y peores dramas. Durante algunos años fui catequista en un hogar de día, se llama así a un centro que recibe a los niños y adolescentes y los atienden como si fuese un hogar.

Una mañana me sucedió una anécdota que aún hoy a pesar del tiempo  me hace sonreír.
Les pido que habiendo leído la situación del grupo,  imaginen a una catequista, frente a quince chicos adolescentes. Con un ayudante de diecisiete y con el mismo origen; la calle.

“Habíamos comenzado el encuentro de catequesis y no lograba controlarlos, se movían, hablaban, otros gritaban. Pedí varias veces silencio, imposible. Al fin, cansada, me paré frente a ellos, sin decir  palabra, los miraba. Algunos entendieron el mensaje, otros continuaron con el alboroto.
El ayudante, Matías, grito: ¡¡Cállense la boca!!  y agregó  unas palabrotas  imposible de transmitir aquí.
Se hizo silencio.
Yo,  horrorizada miré a Matías y le dije:
—¡Matías, esa no es forma de hablar…!
—Rosa esa es la única forma que entienden, mire, todos en silencio…
Era cierto, las palabrotas  los había calmado.
—Es el  idioma que entienden —dijo Matías— el que hablan en sus casas”.

Recordé a Jesús enojado con los mercaderes del templo y pensé que a veces es necesario hacerse oír. Y aunque parezca extraño, desde ese día aprendieron a guardar silencio, no tuve necesidad de volver a enojarme, si hablaban demasiado, les preguntaba en tono de broma:
—¿Llamo a Matías para que los haga callar?

—¡Noooooo…! —era la respuesta.

sábado, 18 de julio de 2015

Poema a la sangre de Cristo.




Vida que se escapa
rodando  por el madero,
fecundando  la tierra
con el misterio de redención.
Eres gracia que se brinda
y tu mediación nos llega
desde aquel primer día de la circuncisión,
la corona de espinas
y los clavos del  martirio.
Sangre de Cristo,
Fuerza y vida: sálvanos.

jueves, 9 de julio de 2015

Pienso en ti.




En esos momentos en que me agobia la tristeza,
pienso en ti.
Cuando me sucede algo doloroso
que no puedo comprender,
pienso en ti.
Si las ganas de llorar llegan de sorpresa
y no comprendo el motivo,
pienso en ti; 
en tus llagas, en tu sangre inocente.
Sagrado Corazón de Jesús,
consuelo, compañero y amigo,
no dejes que me pierda en el torbellino del mundo,
no sueltes mi mano, bendíceme Señor.
Que así sea; amen.

lunes, 29 de junio de 2015

1º de Julio






1ª de Julio
Día de la preciosa Sangre de Cristo


La devoción a la Preciosa Sangre a lo largo del s. XIX y durante gran parte del s. XX planteó a la sangre de Cristo como signo del amor de Cristo. La contemplación de los derramamientos de sangre de Jesús tuvo la intención de remover las emociones de contrición, celo por las cosas de Dios, y el compromiso a una vida cristiana más profunda. Éstos son valores fundamentales para la vida cristiana.

Fue María De Mattias, junto a Gaspar del Búfalo, quienes llevaron a conocimiento y adoración la sangre de Jesús.


¡Alégrate! La Sangre de Jesús te salvó y rescató cuando de su costado
brotó sangre y agua” (Jn 19, 34). Cristo Jesús, muerto y resucitado, nos
donó la vida nueva en su Sangre preciosa, ¡bendigámoslo ahora y
siempre! En efecto, a los pies del Crucifijo nació la santa Iglesia cuando
del corazón traspasado de Jesús brotó sangre y agua, símbolo de los
sacramentos y del Espíritu Santo.