Seguidores

martes, 10 de mayo de 2011

A LOS CRISTIANOS NOS GUSTA JESUS, PERO NO LO AMAMOS

Hace unos años, cuando asistía a un encuentro de formación, nos preguntaron porque amamos a Jesús ¿?
Y para que entendieramos la pregunta nos dieron el siguiente ejemplo:
Una pareja despues de 6 años de noviazgo se separó por un simple detalle: el no conocía ni le interesaban las ideas de su novia.
El diálogo final de la pareja fue:
Ella le decia: yo te gusto pero no me amas. El, te amo, claro que te amo. Ella, que pruebas me das que me amas? Como que no? respondia El, salgo todos los fines de semana contigo, renuncié a muchas cosas para estar con vos, te doy cariño, te digo cosas lindas, te defiendo cuando te ofenden, hago todo lo que me pides. ¿Qué mas puedo hacer para probar que te amo?
Ella le respondió: Una cosa muy simple, dejarme hablar y escuchar mis ideas, porque no sabes ni quieres saber lo que pienso de tí. Si no conoces mis ideas y no te interesa, no me amas.
Con Jesús el diálogo podría seguir el mismo rumbo.
Si llegara a distintos grupos de la Iglesia, jóvenes, adultos, que dicen estar convertidos y viviendo una nueva realidad y les preguntara si lo aman, tal vez recibiría la misma respuesta del novio.
¡Como! Yo no te amo Jesús? ¿Entonces no significa nada lo que hago por la Iglesia, por los pobres, por los niños, por la comunidad, mis fines de semana sacrificados a tu causa, las humillaciones que sufro, las oraciones, las renuncias que hice por tu Reino? y así seguiría ennumerando.
Y Jesús igual que a Pedro, seguiría preguntando ¿TU ME AMAS? ¿Estas seguro de que es amor y no simpatía?
El apenado cristiano, comprometido y rico en vivencias preguntaría ¿Qué es lo que falta para que este sentimiento sea considerado amor?
Que te parece si te enteras de lo que pienso, si comienzas a escuchar lo que tengo que decir. Hasta ahora has hecho muchas cosas, Lo que tal vez no hiciste es aprender a escucharme.
Nadie ama lo que no conoce. Hablas conmigo, pero no dejas que Yo te hable. No sabes lo que pienso, lo que quiero, lo que siento.
Lo que sabemos es que muchos católicos saben que creen en Jesús. Jesús les gusta, ¿será amor a primera vista? y estos amores, muchas veces terminan mal.-
El que no sabe ni quiere saber lo que dijo Jesús, ¡no lo ama!
Paz y bien
Isabel

9 comentarios:

  1. dejemos que el hable en nuestras vidas ya suficiente hemos hablado y dicho sin darnos cuenta que no hacemos mas que callar hablando ....

    te invito a pasar por mi casa saludos

    ResponderEliminar
  2. es verdad lo que dices...ahora despues de 50 años...espyoy empezando a amarlo......y que diferencia!!!!Gracias por tu entrada.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué razón tienes! Casi nunca lo dejamos actuar y hablar y...¡tiene tanto qué decirnos! Nuestra oración tiene que dejar el alma de para en par para que Él penetre y nos hable. Sería diferente nuestro amor.
    Preciosa entrada que nos hace reflexionar. Muchas gracias.

    Un abrazo y feliz jornada.

    ResponderEliminar
  4. SUELE PASAR QUE LAS PERSONAS CREEN QUE AMAR A JESÚS, ES RENUNCIAR A VIVIR...
    CREO QUE EN ESTO TAMBIEN TIENE QUE VER LA NUEVA CATEQUESIS, ESTA NO DEBE CAMBIAR PARA LOS NIÑOS, UN NIÑO CREE EN LA MAGIA DE DIOS Y LA RELIGION, LUEGO A MEDIDA VA MADURANDO EL SOLO VA CORRIENDO EL VELO DE LA FE, LA NECESIDAD PRIMERO, LUEGO LA FE LO LLEVAN POR EL CAMINO CORRECTO, ES MI OPINION, ADEMAS ES UN TEMA PARA LARGO, YO ME QUEDO AQUI, TE ABRAZO MI AMIGA

    ResponderEliminar
  5. No entiendo mi vida si Jesús no actua en ella ¿cómo no escucharle?.
    Esta entrada me ha hecho recordar aquello que San Francisco de Asís repetía... "el Amor no es amado... amemos al Amor"...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola!!

    Tu blog es fascinante y muy curioso. Me encantaría enlazarlo o poner tu banner en mis sitios webs y así nos beneficiarnos ambos con más visitas.
    Sí te gusta la idea, mándame el titulo de tu blog o imágenes para hacerte un banner.
    Espero tu respuesta.
    Que tengas un lindo día
    GiLLi
    gilixitana@hotmail.com
    http://gilixita.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Tienes razón pero la gracia de Dios siempre vence para aquel que realmente se decide a seguirlo en verdad pidamos al Señor que nos conceda la gracia de amarle como ÉL desea que le amemo

    ResponderEliminar
  8. Deberiamos estar siempre llenos de Jesús.
    Algunas veces no nos damos cuenta que Jesús
    va con nosotros: el buen observador al vernos se percata de que algo llevamos dentro; alegría amor, paz..
    Bien dices Isabel, "que nadie da lo que no tiene" La fe es un don presioso que va más allá de la razón.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  9. Por lo visto Blogger borró el comentario quer deje el otro día.

    Decía en él, que no entíendo mi vida si no dejo que Jesús esté presente en ella, si no le dejo hablarme , si no le escucho.
    Decía también que este escrito me hizo recordar aquello que andaba siempre diciendo San Francisco de Asís... "El Amor no es amado, amemos al Amor".
    Un abrazo.
    PD: Infinitas gracias por vuestras oraciones y por vuestra cercanía en estos días y estos hechos que me han tocado vivir. Dios os bendiga siempre!

    ResponderEliminar